El proyecto LIFE ECOREST tiene el objetivo de restaurar cerca de 30.000 hectáreas de hábitats marinos profundos en Cataluña en una zona de alto valor ecológico a lo largo del litoral de Girona y Barcelona, con la participación activa del sector pesquero.

Proyecta dentro del LIFE ECOREST

Esta iniciativa, que coordina el ICM-CSIC, cuenta como socios con la Federación de Cofradías de Pescadores de Girona, la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Universidad de Barcelona y WWF España, así como con la contribución financiera del Programa LIFE de la Unión Europea. Proyecta participa en el LIFE ECOREST gracias a resultar ganadora de una licitación lanzada por el coordinador, ICM-CSIC. A partir de ahora y durante los próximos cuatro años Proyecta trabajará coordinando la gestión del proyecto.

¿Qué pretende conseguir el LIFE ECOREST?

Las más de 29.000 hectáreas que se prevén restaurar están distribuidas en 14 zonas de protección pesquera a lo largo de la costa de Girona y Barcelona, un área de actuación de gran importancia ecológica debido a la alta concentración de especies en peligro, amenazadas o vulnerables, entre las que se encuentran corales y gorgonias.

Seis de las zonas de actuación del proyecto son zonas permanentes de veda y el resto de zonas tienen una restricción temporal de pesca, que ha sido acordada entre las asociaciones de pescadores, la comunidad científica y la administración pesquera española.

El LIFE ECOREST impulsará hasta 2026 un programa de acciones para tratar de mejorar el estado de conservación de los hábitats bentónicos y demostrar la eficacia de la gestión participativa del sector pesquero.

En concreto, se llevarán a cabo estrategias de restauración activas, implementadas con éxito en proyectos anteriores. Se restaurarán zonas de exclusión pesquera que suponen más de dos tercios de la costa catalana. Es el primer proyecto de restauración en el mar profundo con tal alcance geográfico a nivel de la UE.

Los corales procedentes de capturas accidentales serán recuperados en acuarios instalados en las cofradías de pescadores y retornados al mar gracias a la colaboración del sector pesquero. Además, se llevarán a cabo campañas oceanográficas para conocer su evolución, entre otros estudios de investigación.

Entre las acciones del proyecto, también se va a promover la gestión participativa del sector pesquero, facilitar espacios de diálogo, fortalecer los mecanismos de gobernanza y concienciar a la población sobre la importancia de conservar los hábitats marinos profundos. Asimismo, se van a replicar los esquemas de restauración y gobernanza en otras áreas pesqueras y se transferirán los resultados y medidas de conservación activas a otras áreas del Mediterráneo que se encuentren en situaciones similares.

Con el LIFE ECOREST se pone en valor la importancia del sector pesquero, la comunidad científica, ONG, gestores y otros agentes implicados en la recuperación y conservación de los hábitats marinos.